Otro sitio realizado con WordPress

El sistema nacional de empleo en España 24 Agosto, 2015

russia-95311_640

El sistema nacional de empleo está formado por el servicio público de empleo estatal, es decir, el organismo que depende a nivel nacional para la búsqueda de empleo, y de los servicios autonómicos de empleo.

Para favorecer la búsqueda de empleo, el servicio estatal decidió descentralizarse, cediendo la mayoría de las competencias a las comunidades autónomas, de esta manera se da un mejor servicio, y mas personalizado a los demandantes.

El sistema nacional de empleo tiene dos órganos principales: la conferencia sectorial de asuntos laborales y el consejo general del sistema nacional de empleo. En el consejo general participan las autonomías, organismos estatales, representantes de la patronal y los sindicatos mas significativos.

Las acciones que se preparan para activar el empleo tienen carácter plurianual (estrategia española para la activación del empleo) y anual (plan anual de política de empleo), además se cuenta con el sistema de información del servicio público de empleo, un programa que fomenta el intercambio de información entre los diferentes organismos que se ocupan del empleo a nivel estatal, autonómico y provincial.

Los recursos que recibe este organismo vienen de la Seguridad Social, fondos asignados por los Presupuestos Generales del Estado, cuotas por desempleo y FP aportadas mensualmente por los trabajadores, rendimiento patrimonial y donaciones.

Las principales funciones de este órgano son:

 

  • Elaborar planes y su seguimiento orientados a paliar el desempleo.

 

  • Distribución de fondos para políticas de empleo.

 

  • Elaboración de estadísticas sobre empleo y desempleo.

 

  • Registro de nuevos contratos, incluidos los gestionados por empresas de trabajo temporal.

 

  • Gestión de prestaciones por desempleo.

 

  • Gestión de las políticas activas de empleo.

 

  • Bonificaciones a empresas por contratación indefinida.

 

El servicio nacional de empleo fue una respuesta a diferentes problemas. En 1997 se identificaban dos problemas principales, el primero era la excesiva centralización de los organismos de empleo, lo que hacía difícil que su trabajo fuera eficaz. Por otra parte los desempleados no recibían avisos personalizados, por lo que llegaban incluso a quedarse sin prestación. Como consecuencia, el INEM solo participaba en el diez por ciento de los nuevos contratos y muchos parados perdían su prestación por cuestiones técnicas.

La solución fue la creación del sistema nacional de empleo y el traspaso de funciones a los organismos autonómicos, que eran capaces de llegar a los demandantes de empleo de manera mas eficaz.

Si quieres, puedes contarnos tu experiencia con organismos públicos de búsqueda de empleo en la sección de comentarios.

Categorías: Blog trabajo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *