Otro sitio realizado con WordPress

Acceso a la Universidad para mayores de 25 años 27 Abril, 2015

books-691980_640

Cada vez hay mas gente que se plantea la opción de la Universidad para mayores de 25 años. En la actualidad hay muchos parados que, al haber abandonado sus estudios en una fase intermedia, se encuentran en una situación en la que les es muy difícil encontrar un trabajo sin tener estudios superiores.

Si se tiene la oportunidad, es importante formarse, y muchas Universidades dan la opción de incorporarse a sus sistemas formativos a gente que tiene edades superiores a las de los alumnos estándar.

La mayoría de centros ofrece horarios flexibles y todo tipo de facilidades, por lo que no es necesario invertir en los estudios el tiempo que utilizan de media los alumnos de menor edad. Además, debido a la flexibilización de los horarios, una persona que se encuentre trabajando también puede acceder a éste tipo de educación.

Para alumnos de entre 25 y 40 años se debe superar una prueba inicial de libre acceso. En muchos sitios se ofrecen cursos que ayudan a preparar ésta prueba. Así, en vez de superar la prueba de selectividad, los centros ofertan pruebas personalizadas adaptadas a gente que lleva tiempo apartada de los apuntes.

Para las personas mayores de cuarenta años la prueba inicial se elimina en un caso. Si acreditas experiencia laboral en un campo y quieres estudiar un grado relacionado con el tema en el que has desarrollado tu carrera laboral no sería necesario que tuvieras que pasar la prueba inicial. Para confirmar tu solicitud el centro verifica los documentos aportados por el estudiante y valora el currículum. Ten en cuenta que la experiencia no solo debe acreditarse convenientemente, sino que además debe ser lo suficientemente dilatada como para poder eliminar la prueba inicial. Por último es normal que se realice una entrevista entre el estudiante y un representante de la Universidad.

Por último, hay programas también centrados en alumnos mayores de 45-50 años. No hay límite de edad, por lo que cualquier persona puede solicitar una plaza. En éstos casos también existe una prueba inicial, aunque es diferente que la que pasan los alumnos de menor edad. Los alumnos de éste último tramo de edad también tienen la posibilidad de acreditar experiencia para no tener que pasar la prueba inicial.

Como ya hemos dicho, los cursos que diseñan las Universidades orientados para alumnos de edades superiores a 25 suelen ser flexibles y están pensados para que el alumno optimice su tiempo al máximo.

Categorías: Blog universidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *